Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.

Super Foto

Número 243 / Abril 2016

Os traemos las imágenes premiadas en MontPhoto 2015, uno de los concursos de fotografía de naturaleza y montaña más importantes. Primer Contacto: Canon EOS 80D, Pentax K-1, Sony α6300 y Nikon D500. La fiebre por el vídeo es una realidad y prueba de ello es la ingente cantidad de modelos que admiten grabación 4K; te los mostramos clasificados por marcas y tipos de cámaras. Probamos las compactas Premium Canon PowerShot G5 X, el objetivo Tamron 45 mm f/1.8 Di VC USD y el trípode Manfrotto 290 Light. Los mejores trucos para obtener imágenes perfectas con tu teléfono. Cuadernos prácticos: La conversión monocromática y el retoque por separación de frecuencias. En el artículo central sacamos el máximo partido a la fotografía en clave alta y en clave baja.
Super Foto 243
Artículos destacados
Primer contacto
Nikon D500: Digna sucesora de la D300S
La nueva Nikon D500 ha aterrizado en el mercado réflex con dos objetivos claros: dar respuesta al cambio en los intereses visuales de los consumidores y satisfacer la creciente necesidad de conectividad entre la cámara y otros dispositivos personales. Para ello, cuenta con uno de los sistemas AF más avanzados, grabación de vídeo 4K UHD y tecnología SnapBridge.
Primer contacto
Canon EOS 80D: APS-C para entusiastas
La EOS 80D es la última réflex lanzada por Canon para los aficionados más entusiastas y que sustituye a la EOS 70D. El sensor CMOS de 24,2 MP, el sistema AF de 45 puntos tipo cruz, el visor con una cobertura del 100% y la conexión NFC, son algunas de las nuevas características que incorpora la cámara.
Objetivo
Clave alta y clave baja: Trucos y consejos para ser más creativos
La distribución de tonos adquiere tanta importancia en fotografía que es una de las líneas maestras para dirigir la atención del espectador hacia áreas específicas. En muchos casos, con dicha distribución se consigue realzar la importancia del motivo principal de una composición, apantallar los elementos que pueden despistar la vista del que contempla una imagen y conferir sentido o interés por un trabajo determinado. Todo eso es lo que debe ser capaz de controlar la mano maestra del fotógrafo con sensibilidad y experiencia. Además, la estructura de tonos constituye una forma eficaz de crear y transmitir emociones. Si en una composición predominan los tonos claros y las zonas de blancos puros, suele provocarnos sensación de limpieza, tranquilidad y pureza. Si por el contrario lo hacen los tonos oscuros y los negros absolutos, es habitual que se despierten en nosotros sensaciones de inquietud y misterio y que se acentúe un impacto dramático en la composición general, algo de lo que ya dejaron constancia los pintores relacionados con el tenebrismo y corrientes afines.