Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.

Federcaza

Número 362 / Febrero 2016

Perdices, punto... y seguido: Tiempo para la caza con reclamo macho. Caza mayor: Recta final de la campaña montera. A becadas tras la llegada del frío. 10 lances a zorzales y torcaces. Cierres de la temporada de mayor y todas las citas monteras hasta fin de campaña. Armas al detalle: Rifle semiautomático Winchester SXR Tracker. Cetrería: Lances de Harris a liebres. Caza internacional: Las múltiples opciones de Argentina, Sudáfrica, Bulgaria, Rumanía...
Federcaza 362
Artículos destacados
Cazas tradicionales
¡Bienvenido, celo del 2016!
El gran borrascón y vendaval del primer fin de semana de caza para algunos fue, como no, propio para nuestra modalidad, parecía diseñado para que no nos acostumbremos a ir como máximo una prenda de abrigo, tal como ha sido prácticamente hasta primeros de enero.
Caza menor
10 lances a los últimos zorzales y torcaces
Casi rozando ya las últimas posibilidades de poder salir al campo con la esperanza de disfrutar de un buen paso de zorzales y torcaces, la temporada nos va avisando que hay que aprovechar al máximo cada oportunidad, porque ya en breve tendremos que guardar las escopetas. Pero aún queda tiempo de unas cuantas jornadas de mañana o tarde en el puesto de zorzal o en el de paloma, piezas muy buscadas, y que sirven para redondear los resultados de una tristona temporada de otras piezas habituales de la menor, como son perdices, conejos, y liebres.
Caza mayor
Un balance apresurado antes del remate de la temporada montera
Rauda y alocada se disipa la temporada, tal vez porque me hago mayor y cada año que pasa ésta se me hace más corta. Cierro los ojos y en este año de calores confundidos dudo de que ya estemos a punto de echar el cierre, con lo que me gustaría que los desvedes fueran eternos, y de esta forma seguir disfrutando sin pausa de la bendita afición que profeso por la caza mayor.