Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.

Super Foto

Número 229 / Febrero 2015

Primer contacto: Nikon D5500. Sony a7S: Supersensible con vídeo 4K. Pruebas: Fujifilm Finepix S1; objetivo Canon EF-S 10-18 MM F/4.5-5.6 IS STM. Pruebas: Mecalight LED-480 y Lowepro Protactic 450 AW. Los secretos de la sobreexposición: Trucos para dominar la luz. Las fotos más originales sin salir de casa. Cuadernos prácticos: Apps fotográficas para tablet; cómo fotografiar reptiles; Año Nuevo chino. Taller digital: Fotografía infrarroja y postal fotográfica con Photoshop.
Super Foto 229
Artículos destacados
Primer contacto
Nikon D5500: Rendimiento y portabilidad
Nikon da la bienvenida a un nuevo miembro. La Nikon D5500 ha sido presentada como la primera cámara DX con pantalla táctil abatible. Presume de un cuerpo estilizado digno de las pasarelas de alta costura, además de diversas prestaciones que acercan la fotografía a todos los públicos, especialmente a los aficionados que dan el primer paso al mundo réflex.
Prueba a fondo
Sony α7s: Ultrasensible con vídeo 4K
Sony consigue concentrar en un solo cuerpo, que responde a variada nomenclatura -α7s, Alpha 7s o ILCE 7s-, un montón de sueños: tamaño bolsillo, fotografía y vídeo al mismo nivel de alta calidad, sensor de formato completo, ultra sensibilidad, lentes intercambiables, LCD parcialmente abatible y cierto aspecto vintage, estética que está muy solicitada. Realmente se trata de un dispositivo muy completo.
El objetivo
Las fotos más originales sin salir de casa
Es bastante frecuente oír renegar a muchos aficionados por la falta de luz, la presencia de nubes o el mal tiempo, en definitiva, por circunstancias que nos obligan a estar metidos dentro de casa en compañía de buenas dosis de aburrimiento. Si lo nuestro es el mundo de la imagen, obligación propia es aprovechar estas situaciones que aparentemente se tornan en negativas para seguir creciendo como fotógrafos. Disponer de algún día de lluvia nos brinda la posibilidad de estudiar o al menos de leer en profundidad el manual de nuestra cámara que tanta pereza nos da. Dominar los controles manuales de velocidad y diafragma, los ajustes de flash, las ráfagas de disparo o los diferentes tipos de programación nos ayuda a encarar con mayores posibilidades de éxito la captación de escenas presentes y futuras.