Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.

PescaMar

Número 139 / Octubre 2014

Por todos es conocida la atracción que siente la lubina hacia las desembocaduras de agua dulce, pero en un entorno como el Mediterráneo, donde los ríos muchas veces no llegan al mar con agua, van a ser los desagües de todo tipo los que centren nuestra atención para salir en su busca. Y si hablamos de corcheo las cosas se complican si la mar está como un plato, sin oleaje alguno, y con el agua con una transparencia muy alta, algo frecuente al final del verano e incluso ahora, en la primera mitad del otoño. La pesca a spinning en superficie va ganando adeptos año tras año. Cada lance es diferente, y cada señuelo requiere imprimirle una acción u otra para que éste se mueva correctamente. Y ya sea a spinning, ya sea a corcheo, ya sea a surfcasting, ¿sabemos los peligros que pueden llegar del otro lado de la línea? No son pocos, y algunos de ellos bastantes frecuentes en nuestros pesqueros.
PescaMar 139
Artículos destacados
Técnica
Lubinas y desagües
Por todos es conocida la atracción que siente la lubina hacia las desembocaduras de agua dulce. En un entorno como el Mediterráneo, donde los ríos muchas veces no llegan al mar con agua, van a ser los desagües de todo tipo los que centren nuestra atención para salir en su busca.
Corcheo
Corcheando con aguas calmadas y claras
Ni esperes grandes capturas ni te desesperes, adáptate a lo que el pesquero presente e intenta sacar provecho de tu experiencia y aprende; incluso en días “negados” de mar, puedes aprender mucho. Éste podría ser el resumen de este artículo, pues vamos a intentar dar algunas referencias para cuando la mar está como un plato, sin oleaje alguno, y encima el agua está con una transparencia muy alta, algo frecuente al fi nal del verano e incluso ahora, en la primera mitad del otoño. Todo esto nos fastidia bastante a los corcheros, pues tenemos claro que así las capturas escasean, pero con todo y con ello podemos tener alguna que otra buena oportunidad mientras el tiempo va cambiando y llegan los primeros oleajes y temporales del otoño.
Especies
Octubre, el mes de las llampugas
La llampuga encarna muchas de las cualidades que la mayoría de pescadores considera que debe tener el pez deportivo por excelencia: la encontramos en buena parte de nuestras aguas (aunque de forma temporal) y está presente practicamente en todo el mundo (la especie Coriphaena hippurus), ataca a todo tipo de señuelos, tanto naturales como artifi ciales, y por tanto se presta a ser capturada mediante infi nidad de técnicas distintas, como la pesca con mosca, a spinning o el curricán, y es realmente combativa, valiente y tremendamente acrobática, dotada además de un aspecto que la convierte en una de las criaturas más bellas de nuestros mares.