Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.

PescaMar

Número 123 / Junio 2013

Doragas grandes. Spinning: Artificiales con sonajero, ¿atracción para el pez o para el pescador? Reportaje: Dónde, cuándo y cómo encontrar mejores sargos y lubinas. Materiales: En busca de repuestos para los carretes Sagarra. Técnica: La pesca a pez vivo con "tirolina". Pruebas: paseantes Maria Loaded. Iniciación: Cómo aprender a corregir errores.
PescaMar 123
Artículos destacados
Surfcasting
¡Doradas grandes a cascoporro!
Dos son las temporadas que tiene el “cazador de doradas” en el calendario anual para dedicarse a la búsqueda de grandes ejemplares: una a principios de la primavera, y otra ya metidos en el otoño, bastante distanciadas entre ellas, pero ambas muy buenas para buscar una buena pieza. Pero como ya hemos comentado en otros reportajes, tendremos que cambiar nuestra perspectiva y nuestro “chip” en lo que a forma de pesca se refiere, tendremos que cambiar todo lo que haga falta para que la calidad de las capturas premie sobre la cantidad.
Técnica
’Tirolina’ a pez vivo: Línea directa con el depredador
El uso de pez vivo como cebo es una técnica tan antigua como efectiva. Hoy en día, con el auge de los artificiales y de los cebos envasados, el pescador se ha vuelto un poco perezoso en una modalidad que requiere doble dedicación: en primer lugar pescar el vivo, y posteriormente dar una segunda batida a por el depredador. Os explicamos detalladamente la técnica de la “tirolina” o “ascensor” con la que podréis pescar desde espigones, puertos, roquedos o incluso al surfcasting, haciendo nadar al vivo suavemente por la línea madre como guía para reclamar el ataque de los más gigantescos depredadores.
Reportaje
En busca de repuestos Sagarra, una aventura interminable
Mucho se ha hablado –y lo que te rondaré, morena– acerca de las novedades que cada año irrumpen en el universo de la pesca deportiva. En cambio, hubo un tiempo en el que las cosas se hacían con vocación de pervivencia, un aspecto que permitió que los venerables carretes Sagarra contasen con una amplia difusión en nuestro país, al punto que, a día de hoy, todavía hay quienes bobinan sus aparejos con estas lentas pero potentes máquinas. Ahora bien, cuando uno de sus engranajes padece los efectos derivados de un uso intensivo, su sustitución puede llegar a ser todo un problema.
Biología
Artificiales con “rattles” o sonajeros
Serán muchos los lectores de este texto que habrán usado sonajeros en sus jornadas de pesca, porque somos muchos los que en un momento u otro de nuestro devenir como pescadores deportivos los hemos utilizado y lo seguimos haciendo. Pero lo cierto es que siempre he tenido la duda de si la emisión del sonido que generan estos rattlings o rattles -como se denomina en inglés a los señuelos que incorporan bolitas metálicas libres en su interior- , es un atractivo más para el pez que pretendemos capturar o un añadido que nada aporta.
... y también en este número
Sargos y lubinas, sí, pero…, ¿y los grandes?
Traje de marinero recién guardado; mayo de hace ya bien entradas tres décadas; a poco engañaba a mamá y..., ¡a pescar al muelle de Luarca! Cangrejas, quisquillas, incluso bueyes, y con la vara de fibra de vidrio macizo, de las de papi, del río, intentándolo con los “suriellos”, los panchos y los muiles, y salía algún sarguito plateado de tamaño reloj, pero ya bravo y rayado en vertical. Infancia tan robada ya, pero que no conocía de tallas ni de vedas; inconsciencia...
Reportaje: Corrección y aprendizaje de errores
Con este artículo me gustaría mostrar mi visión sobre el panorama de la pesca deportiva en la actualidad, centrándome en mi experiencia en el surfcasting por libre, aunque es aplicable también a cualquier modalidad de pesca, y creo que más de uno al leer esto se sentirá identificado con mi forma de pensar, aunque otros seguramente no. Pero esto no va de ganar ni de perder nada, sino de aprender todo lo que podamos de cada jornada.