Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.

PescaMar

Número 183 / Junio 2018

Colas de vinilo: Diferentes tipos, diferentes usos. Spinning: Lubinas y doradas desde 'pato' y desde kayak. Surfcasting: Ledgering nocturno tras las herreras veraniegas. Bilogía: Conociendo al dentón, nuestro espárido favorito. Embarcación: Downriggers, en busca de los reyes del fondo. Especies: Todo lo que hay que saber sobre el comportamiento de la lubina. Materiales: Cómo elegir la caña de spinning adecuada.
PescaMar 183
Artículos destacados
Spinning
Las colas de vinilo: ¿Curly, paddle, slug o “V”?
El mercado se ha llenado de señuelos blandos con distintas formas y texturas, pero, ¿qué tipo de cola escogemos para nuestro vinilo?, ¿son todas igual de funcionales? Resulta evidente que este artículo está enfocado más bien al pescador novel, al que se inicia en la pesca con señuelos artificiales, por cuanto que el pescador experimentado ya sabe que las distintas colas de los vinilos tienen diferentes usos por sus cualidades natatorias.
Técnica
Lubinas y doradas desde pato y desde kayak
Nos vamos hasta el Delta del Ebro para pescar las dos especies más representativas del lugar, pero esta vez lo haremos desde kayak y desde pato, en zonas tranquilas y someras, para disfrutar de su pesca, lugares en los que las horas pasan sin que nos demos cuenta, pues la comunión entre el pescador, el pez y el paisaje es absoluta.
Biología
Conociendo al dentón
El dentón es uno de los de los espáridos más grandes que habitan las costas españolas; este hecho, así como el aprecio que se le tiene en la mesa, lo transforman en pieza apreciada tanto por el pescador deportivo como por el profesional, apreciadísima si hablamos de ejemplares de mucho porte, por el buen precio que sacará por ella el segundo, y porque será pieza memorable para el primero, sabedor de que su captura no es cosa de todos los días, por más que para el mejor yantar sean preferibles ejemplares de menores tallas y pesos.