Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.

PescaMar

Número 182 / Mayo 2018

¿Qué futuro espera a los pescadores de lubinas? Spinning: Barracudas en la noche a lance ligero. Especies: Chovas, bonitos y palometas a tiro de piedra. Embarcación: ¡Misión mero! Jigging tras los reyes del fondo. Surfcasting: Iniciación a la competición en la pesca a surfcasting. Corcheo: Cómo calar el aparejo en corrientes y remolinos. Técnica: La pesca con inchikus en aguas profundas.
PescaMar 182
Artículos destacados
Conservación
El futuro de la lubina
Cualquiera que lleve cierto tiempo tras los pasos de la lubina puede certifi car que esta especie atraviesa por una coyuntura sumamente preocupante; tal es así que incluso la Unión Europea ha emitido una batería de medidas encaminadas a protegerla, las cuales, a tenor de su contenido, merecen una pausada glosa.
Especies
Tras las barracudas nocturnas
La pesca a spinning durante la noche es una actividad bonita y de mucha adrenalina, sobre todo si la especie a buscar es la barracuda mediterránea, la bicuda, un depredador que aprovecha las horas de oscuridad para depredar con ansia y sacar a pasear sus tremendos colmillos como un auténtico vampiro en la oscuridad.
Técnica
¡Pelágicos en la misma orilla!
Los pasados 2016 y 2017 fueron dos años que presentaron las temperaturas más altas desde que se tienen registros documentados sobre este particular; se trata de un hecho que, como sabemos, tiene múltiples repercusiones, entre ellas el aumento de la temperatura media de mares y océanos. Es éste un factor que, unido a otros, provoca cambios en las costumbres de determinadas especies, entre ellas las de los peces pelágicos, aquéllos que viven en aguas libres y su contacto con el fondo es escaso.