Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.

PescaMar

Número 168 / Marzo 2017

Los mejores paseantes lubineros: Ocho maravillas con nombres y apellidos. La Antilla: Surfcasting de lujo a orillas del Atlántico. Spinning: Señuelos de vinilo, mucho más que una alternativa. Espetones topwater: "barracudas" en superficie. Las primeras doradas tras los temporales de invierno. Biología: La zona intermareal y su trascendencia en la pesca. Además, nos vamos de viaje a Maldivas: Destino de lujo a precio de saldo.
PescaMar 168
Artículos destacados
Técnica
8 paseantes para lubina con nombres y apellidos
La pesca de la lubina con paseantes es posiblemente la opción más espectacular y adictiva que tenemos para engañar a la reina de plata. En el mercado tenemos modelos “pata negra”, de los que nunca fallan, pero también otros que, tras cogerles el truco, nos aportarán todo lo necesario para engañar a las recelosas lubinas; vamos a recomendar algunos de los paseantes que debemos llevar sí o sí en nuestras jornadas de pesca topwater tras las caprichosas lubinas.
Especies
“Barracudas” españolas con señuelos de superficie
El espetón es uno de los depredadores litorales que mayor tamaño alcanza en nuestro país, y además ofrece un aspecto fiero y salvaje, similar al de sus parientes tropicales; la relativa abundancia de los ejemplares de menor tamaño ha convertido a este pez en enemigo de algunos pescadores a spinning que buscan otras especies o peces mayores, pero si los pescamos con equipos ligeros en superfi cie, su pesca no está exenta del atractivo que ofrece esta técnica, especialmente si nos hacemos con alguno de los grandes.
Viajes de pesca
Maldivas: Pesca de lujo a precio de saldo
Así es; un destino que hasta hace muy poco era exclusivamente de lujo se ha abaratado tanto durante la última década, gracias a la apertura de lodges y guest houses integrados en las islas habitadas, que se ha convertido en otro al alcance de economías mucho más modestas. Obviamente el repunte del turismo también ha afectado a la pesca, que no es tan abundante como en las décadas pasadas para las especies más sedentarias de los arrecifes, pero seguimos teniendo fácil acceso a pescar especies tan míticas como el GT (Giant Trevally - jurel gigante) o el atún dientes de perro, peces menores de arrecife y grandes pelágicos de aguas abiertas.