Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.

Coches Clásicos

Número 121 / Marzo 2015

En Portada: Comparativa Ferrari 512 BB vs. F 512 M. Una fantástica comparativa de las dos berlinetas boxer de la firma italiana. Pruebas: Renault 4 Super de 1965 de Pablo Arango; Bentley Mulsanne Eight, un clon de los SilverSpirit y Spur de Rolls-Royce pero que resultaba algo más económico; Cadillac Eldorado Opera Coupe. BMW 2002 GT4, variante de los 02 muniqueses que nació de manos del reputado Pietro Frua y del que sólo se realizaron dos unidades. Preguerra: Delage D8S. La Historia de Ferrari se adentrará esta vez en la supervivencia de la marca tras la muerte de Il Commendatore. Retromobile 2015 y el XVIII Monte-Carlo Historique ocupan un lugar en la actualidad de este número.
Coches Clásicos 121
Artículos destacados
Comparativa
Ferrari 512 BB vs. Ferrari F512 M
Cuando en 1976 fue presentado el primer modelo que hoy traemos a nuestras páginas, la fábrica de Maranello recuperó una denominación que había usado para designar a uno de los automóviles de competición más exitoso de su historia. El más moderno, por su parte, evolución final del Testarossa, ha sido el último en emplearla.
Prueba
Renault 4 Súper de 1965: Rescatado en el último instante
Cuanto más popular y duradero es un coche, más le cuesta adentrarse en el ámbito de los vehículos de colección. Ejemplo de ello es el Renault 4, cuya fabricación mundial hasta 1994 hacía parecer similares a las unidades construidas treinta años atrás. Ahora bien, ponerse al volante de un “4L” es una experiencia bien diferente a la de manejar uno de los últimos ejemplares, bastante más potentes y equipados.
Prueba
Cadillac Eldorado Opera Coupe: Desmadre a la americana
Esta nueva generación supuso el principio del fi n para la saga de los Eldorado. No obstante, casi como un animal herido, aún tuvo tiempo de lanzar algún ‘ataque’ de última hora, con creaciones como este Opera Coupe que podrá convencer más o menos, pero deja patente su origen USA al primer vistazo.