NBA

Número 259 / Agosto 2014

Se abrió el mercado veraniego de fichajes más animado de los últimos años, ya que salieron a la palestra nombres de grandes estrellas como Carmelo Anthony, LeBron James, Chris Bosh, Pau Gasol, Lance Stephenson y un largo etcétera. De sus decisiones depende en gran medida el futuro a corto plazo en la NBA. Además, realizamos un completo análisis del último draft, que coronó a Andrew Wiggins como número uno, escogido por los Cavs, y promete llevar a la Liga a una generación de jugadores con el potencial de que de ella srujan muchas estrellas dentro de algunos años. El jugador del mes es el último MVP de las Finales; Kawhi Leonard. El mito que 'cazamos' este mes es el de si Paul George ya se merece la categoría de superestrella. También se incluyen reportajes sobre la llegada de José Manuel Calderón a los Knicks, o el cambio de actitud de Dwight Howard.
NBA 259
Artículos destacados
Pau Gasol
Gasol le da el "sí quiero" a los Bulls
Cortejado por buena parte de los principales aspirantes a ganar el anillo en los próximos años, Pau Gasol decidió emprender un crucial cambio de rumbo en su carrera. Viaja hacia el Este para jugar en los Chicago Bulls, un equipo donde podrá aspirar a ganar el que sería su tercer campeonato en la NBA.
Draft '14
NBA Draft '14
Dos ‘números uno’ del draft en cuatro años, ‘gastados’ en un ‘jugador franquicia’ como Kyrie Irving y una decepción como Anthony Bennett, llevaban a que hubiera bastante expectación por ver a quién elegía Cleveland con su segunda elección consecutiva en primera posición. Llegó a haber rumores de que David Griffi n, su nuevo ‘general manager’, podía estar planteándose seriamente la opción de traspasarlo, pero fi nalmente no hubo sorpresas y los Cavs se quedaron con Andrew Wiggins, el alero canadiense que fue saludado, a su llegada a la universidad de Kansas, como el mejor ‘prospect’ desde LeBron James.
Calderón
Calde, nuevo jefe de los Knicks
José Calderón fue uno de los protagonistas del primer gran traspaso del verano en la NBA, al formar parte de una operación que le lleva a tomar las riendas de los Knicks, un equipo en busca de una identidad desde hace tiempo, que se ha encomendado al ‘zen’ de Phil Jackson y Derek Fisher. El extremeño tendrá que poner orden en una casa que ha venido siendo un desastre.
Dwight Howard
Dwight Howard, harto de perder
Ganar y hacerlo ya. Ese es el único deseo de Dwight Howard, que se marchó de Orlando devastado por la derrota en las Finales de 2009, no logró triunfar en los Lakers y buscó en Houston el refugio ideal para pelear por el anillo. Ahora es el puntal de unos Rockets que buscan desesperadamente más estrellas que les permitan competir en el durísimo Oeste.