Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.

NBA

Número 236 / Septiembre 2012

Entrevista exclusiva a Kevin Durant. Los nuevos Angeles Lakers con Steve Nash. Jeremy Lin. LeBron vs. Jordan. El otro álbum de Russell Westbrook. Jugador del mes: Chris Paul. Españoles NBA. Tim Duncan. Allen + Lewis.
NBA 236
Artículos destacados
Entrevista
Kevin Durant: "No soy el mejor del mundo"
La modestia acompaña permanentemente a Kevin Durant, rutilante estrella de la NBA, y fi nalista de la Liga hace unos meses con los Thunder, con los que no pudo doblegar a los Heat de LeBron James. En una charla exclusiva con la Revista Ofi cial NBA, el alero repasó su carrera, se conjuró para mejorar la temporada que viene y narró la experiencia de formar parte del ‘Team USA’.
Angeles Lakers
Los Lakers, en las manos de Nash
Soñar con Nash, gracias a Nash y a su magia. Los Lakers no han reconstruido, pero sí apuntalado un proyecto que transitaba por una vía muerta y que otra vez busca el destino fi nal más deseado; el campeonato. El canadiense y Antawn Jamison deben darle otro aire a un ataque camino de la atrofi a. Con ellos, los angelinos vuelven a ser legítimos aspirantes a ganar, a contender por el título.
Houston Rockets
Jeremy Lin
Un ojo en Houston. La NBA y el mundo entero estarán pendientes de nuevo de los Rockets gracias a Jeremy Lin. El base, que protagonizó la ascensión al estrellato más fulgurante que se recuerda en el deporte profesional, llega a Texas como gran referencia de un proyecto que girará en torno a él, con todo el riesgo que conlleva fiarlo todo a un jugador con sólo 25 partidos NBA de titular a sus espaldas.
New York Knicks
El reto de Carmelo Anthony
El mejor anotador en activo sin un título de campeón. Ese es Carmelo Anthony, que tras el título de LeBron James ha visto como la exigencia en torno a su fi gura se ha disparado. Más motivado que nunca, el alero de los Knicks ha trabajado este verano como ningún otro para refrendar con un título su condición de superestrella.