Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.

Caza Mayor

Número 164 / Noviembre 2012

Venados y jabalíes: Suben las pulsaciones. Cómo organizar una montería cochinera. La repercusión económica de la caza, a examen. ¿Cuánta caza mayor hay en España? Claves para afrontar nuestros recechos tras sarrios, monteses, muflones... Caza internacional: Corzos siberianos y rebecos en el paraíso venatorio austriaco. Armas al detalle: Browning A-Bolt Mountain Titanium. Óptica y complementos.
Caza Mayor 164
DVD
Incluye DVD
Jabalíes y perros: De caza en Bulgaria
El DVD que acompaña a la revista de noviembre trae una trepidante batida en Bulgaria y una montería en la finca La Cardenchosa, a lo que se suma un apasionante rececho a los sarrios en el Cadí, y la prueba de armas, que este mes está dedicada al Blaser R-8 Success.
Artículos destacados
En portada
¿Cuánta caza mayor hay en España?
En estos momentos de crisis, en los que no sabemos con certeza si mañana seguiremos a flote o estaremos hundidos en la más profunda sima, nos planteamos la pregunta sobre cómo podría la riqueza cinegética española ayudar a paliar este problema.
EE.UU.
La caza, ¿un motor para salir de la crisis?
El pasado mes de septiembre el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, decidía reconocer la labor de la comunidad de cazadores y pescadores norteamericanos declarando el día 22 de ese mismo mes como “Día Nacional de la Caza y la Pesca”. El gesto de Obama, justificado ante los medios por el papel de ambos colectivos como “fuertes defensores de la conservación”, tiene otra vertiente que vamos a intentar analizar aquí: el impacto económico de la actividad venatoria en Norteamérica.
Recechos
Claves para afrontar nuestros recechos
¿Quién dijo que el final del otoño y el invierno no son época de recechos? Sin desmerecer la intensidad y la emoción de la montería, batida o gancho, formas tradicionales de cazar tan nuestras, y sin tener por qué abandonar su práctica, a los que nos gusta acosar por nuestra cuenta y riesgo, estas semanas siguen ofreciendo vivencias venatorias muy especiales, ya que no sólo hay que estar pendientes de la caza, sino que también conviene ir preparados por lo que nos podamos encontrar. El agua y el frío pueden ser compañeros habituales de nuestras jornadas cinegéticas, y no contar con ello supondría un error.
Caza internacional
Siberia, la alternativa venatoria no conocida
Dentro de lo mal que está todo últimamente, he tenido la suerte de poder volver a Siberia con un grupo de siete amigos que querían conocer el fantástico cazadero que allí existe. Las cosas han cambiado mucho desde que fui la primera vez hace años, cuando dormíamos en vagones de tren o remolques parecidos a los de los circos, no teníamos cuartos de baño ni ducha y lo único que había era una sauna en un vagón, donde todos nos duchábamos echándonos el agua a cubos. Ahora hay cobertura de teléfono móvil en cualquier lugar del campo, hemos pasado de una tienda para todo a supermercados, la gasolina está a 0,40 euros el litro, el paquete de Marlboro, a 0,90 euros, y existe una infraestructura, en general, muy buena, excepto en lo referido a las carreteras, que por la nieve están destrozadas.
... y también en este número
Todo sobre la caza del rebeco en Austria
Si en la vieja Europa hay un país con arraigada tradición cinegética, ése es Austria. No podemos encontrar otro lugar donde la caza esté tan bien vista y se considere como una herencia a transmitir de generación en generación. Así lo mantienen desde la antigüedad, como demuestran los manuscritos fechados en el siglo XI, que describen la práctica de la actividad venatoria en estas tierras.
Armas al detalle: Browning A-Bolt Mountain Titanium
Pensaba que al sacar a la venta el nuevo X-Bolt, aclamado por Browning como la nueva referencia en rifle de cerrojo, iba a dejar de fabricarse el A-Bolt, pero de momento no es así: ambos siguen conviviendo y parece, entrando en los foros, que cada uno tiene sus incondicionales.