Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.

Caza Mayor

Número 199 / Octubre 2015

Monterías y batidas: ¡La hora de la verdad! Todos los periodos hábiles de la campaña. Buenas perspectivas para jabalíes y venados. Paternino, el perro de moda en las rehalas. Gamo: Entre lances monteros y recechos en la ronca. Rebecos y sarrios en la antesala del celo. Caza internacional: Búfalos de agua en Australia y a corzos con arco en Francia. Armas al detalle: Voere LBW Luxus. Además, llévate con la revista un espectacular DVD.
Caza Mayor 199
Artículos destacados
Temporada
Arranca la temporada montera, a toque de caracola
Con el otoño comienza la nueva temporada de caza, tras un paréntesis largo que algunos cazadores han pasado con recechos y otros con esperas, mientras que una gran parte ha dejado transcurrir el tiempo con la ilusión puesta en octubre para ir preparando el equipo y poder de nuevo salir al campo a practicar su modalidad venatoria favorita, la batida o la montería. Y la gran pregunta es: ¿qué es lo que nos vamos a encontrar en esta temporada de caza?
Gamo
Gamo, a rececho y en montería
A pesar de estar presente en toda Europa desde tiempos de los romanos, el gamo es una especie originaria tan sólo del sur de Italia y de Asia Menor en la cuenca mediterránea, desde donde fue introducido en muchos países. En España, la especie se encuentra sobre todo en fincas cercadas y son muy pocas las poblaciones que ocupan espacios abiertos de forma natural (Doñana y Cazorla, sobre todo).
Alta montaña
Rebecos y sarrios, del verde al blanco
Siempre que se habla de rebecos y de sus recechos en nuestro país, hay una gran mayoría de aficionados que se postula por cazar en el tiempo de celo de la especie, que tiene lugar en otoño (entre finales de octubre y principios de diciembre), pero también los hay que muestran su predilección por recechar en la tardía y embriagadora primavera de la alta montaña, con unos resultados de lo más destacables en determinados cazaderos. En cualquier caso, sabedores de que cada estación tiene sus pros y sus contras cinegéticos y recordando que ahora se pueden cazar rebecos y sarrios en todas las autonomías que contemplan el aprovechamiento venatorio de esta especie, a continuación comparamos las cacerías rebequeras presididas por la nieve con las que tienen lugar cuando un manto verde cubre las altas cumbres españolas.