Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.

Federcaza

Número 347 / Noviembre 2014

Buen inicio montero con los jabalíes en auge mientras la perdiz roja se encuentra en coma profundo; las claves para la caza de las patirrojas en días de viento; las rehalas sí soltaron en una nueva campaña; los inicios de la pasa de torcaces y zorzales; trofeos en abierto o en cerrado; toda la información sobre el nuevo proceso electoral de la RFEC; trucos sencillos para que tu perro cace contigo; campeonato de Europa Fedecat de Palomas a Brazo; todas las fechas de batidas y monterías hasta fin de año. Acudimos a la presentación de la Beretta 690 Field III y probamos la semiautomática Baikal MP-155 y el rifle de cerrojo Krico Sintético. Y llévate con la revista un magnífico DVD.
Federcaza 347
Artículos destacados
Caza mayor
Buen inicio montero, con claro auge de los jabalíes
La temporada general de monterías y batidas se encuentra ya abierta en la practica totalidad de nuestro territorios, con dos buena noticias: abundancia de especies, tanto venados como gamos, muflones y sobre todo jabalíes, que están en claro auge, y el problema que afecta a las rehalas entrando en vías de solución.
Caza menor
La perdiz roja, en coma profundo
Decía el mes pasado que la perdiz se ha encontrado en estos años con lo peor de cada casa. El fracaso reproductivo perdicero, y por tanto el declive de la perdiz roja, ha sido cantado por todos y también por las voces autorizadas de muchos científicos, cazadores o no, así como las de estos amigos “predicadores” Eduardo Coca y Miguel Angel Romero (por poner unos ejemplos) y algunos pocos más, que hemos estado voceándolo en este desierto de sordos interesados, que nos oyen, pero no nos escuchan.
Caza menor
Claves para cazar con lluvia y viento… a las patirrojas y al pelo
No se puede hablar de caza autentica si no se prueba la que se sufre en esos días denominados endiablados, donde todo parece jugar en nuestra contra. Los pájaros de perdiz se los ha tragado la tierra, o los vemos una vez y desaparecen para toda la jornada de forma inexplicable... y mira que los buscamos por todos los lugares posibles.