Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.

Federcaza

Número 346 / Octubre 2014

Cazar perdices con calor es una ardúa tarea, te damos las claves para tener éxito. Cómo cazar conejos en los arroyos de las siembras. A vueltas con las liebres, los topillos y la tularemia. Buenas perspectivas tras venados y cochinos. Los rehaleros se plantan: ¡no soltamos! Campeonato de España de San Huberto. El perro, un cazador instintivo e inteligente. La mejor guía de vedas de la temporada de caza. Probamos la escopeta Browning B 725 Hunter y el rifle Voere BLW sintético. Claves para tirar bien en octubre y los mejores cartuchos. El mejor DVD y la bolsa del cazador con cientos de ofertas.
Federcaza 346
Artículos destacados
Caza menor
Perdices y calor
En muchas zonas, estas fechas de mediados de octubre corresponden aún a lo que muchos denominan “verano tardío” y el campo todavía está resentido, de suelo seco, el viento es cálido y el cazador ha de ser consciente de las limitaciones y adaptar su dinámica perdicera para que pueda disfrutar de unas buenas jornadas y con suerte colgar las primeras patirrojas de la temporada.
Caza menor
Arroyos de labor y conejos en octubre
El conejo va cambiando hábitos y hábitats cada año, sorprendiendo a muchos aficionados que hace apenas cinco o seis años no solían cazarlos en su coto, y que ahora comprueban cómo los rabicortos van poblando nuevas zonas en principio “poco conejeras”, y dejándose ver en mucho menor número en los tradicionales manchones, cañadas y sierras. Entre estos nuevos terrenos conejeros hay algunos realmente llamativos como son los arroyos que cruzan numerosos campos de labor.
Caza mayor
Un año más… y con problemas
Sí, un año más, estamos en otra nueva temporada general de caza mayor con inmejorables perspectivas y en algunas comunidades autónomas ya se ha dado el aldabonazo de salida de batidas y monterías. Y al hilo del calendario, un viejo montero muy conocido en estas páginas, Luis Castedo, vuelve para darnos sus impresiones ante la próxima campaña venatoria, junto con los nubarrones que se ciernen sobre los rehaleros, que se han manifestado en Madrid para protestar por una presión que consideran injusta.