Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.

Federcaza

Número 359 / Noviembre 2015

Consejos para tirar a los conejos. Cómo cazar las perdices en los barbechos. Cazas tradicionales: A las liebres con galgos. Migratorias: Ya están aquí las torcaces y los zorzales. Recechos: La caza de alta montaña, a su alcance. Buen inicio de la campaña de monterías y batidas... y todas las citas de noviembre. Probamos el rifle Express Merkel 141. Además, llévate con la revista un espectacular DVD con torcaces, montería de jabalíes y machos monteses en Gredos.
Federcaza 359
Artículos destacados
Caza menor
Barbechos, el reto del perdicero
Justo donde muchos ni se atreven a ir a por ellas, allí donde la tierra “se las traga”, el barbecho, ahí es donde vamos a entrar a buscar patirrojas. Con la viña ya desprovista de pámpana y los olivares ya muy cazados, la perdiz toma ahora el escape hacia los barbechos con facilidad, y ello supone un reto extra para el perdicero que ha de valerse de piernas, resistencia, estrategia, paciencia y por supuesto buen tino con la escopeta para colgar alguna, ello sin olvidar que si no llevamos un perro que cace en condiciones, ni las veremos… ¿Te atreves a ir a por ellas a la barbechera?
Caza menor
El arte de disparar bien al conejo
El conejo es, posiblemente, la especie cinegética que cuenta con un mayor número de aficionados a su caza en nuestro país, esto es debido a dos claras razones. La primera es su abundancia, repartida casi en toda nuestra geografía, y la segunda es que, dentro los altos precios a que la caza nos tiene acostumbrados, esta modalidad no resulta de las más costosa, sin olvidar que su carne es de las más apreciadas en la cocina.
Cazas tradicionales
Galgos y galgueros, una afición condenada a dejar marchar las liebres
En los últimos tiempos, se recrudecen los ataques contra una modalidad tradicional muy arraigada en amplias zonas de nuestro mundo rural, como es la caza de la liebre con galgos. Incluso algunas organizaciones animalistas y conservacionistas ya hablan de prohibirla. Aquí damos la voz de alarma ante una situación que, si no lo remediamos, puede abocar a su desaparición.