Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.

Federcaza

Número 396 / Diciembre 2018

Torcaces en las nubes: Las opciones de las migratorias. Zorzales al salto en carrascas y olivares. Buenas expectativas becaderas. Caza mayor: Monterías y batidas tras el fin de las ladras. Perros de caza levantadores: el arte de barrer el campo. Recechos: Las claves de nuestras salidas venatorias en solitario. Objetivo, salvar a la perdiz roja: Los resultados avalan el proyecto de Altube.
Federcaza 396
Artículos destacados
Caza menor
Zorzales al salto, entre carrascas y olivos
En este mes, diciembre, vamos a salir a buscar zorzales para cazar al salto entre olivos y carrascas, esperando arrancadas cercanas de los pájaros, y redondear las perchas con los que nos entren revolados o busquen remontar nuestra posición.
Becadas
Buenas expectativas con las becadas
No hay nada mejor que escuchar lo que queremos oír, y menos mal, porque si ya desde el principio de temporada pensamos que ésta va a ser mala, apaga y vámonos. Luego ya se verá, pero por lo menos ahora seamos algo optimistas.
Caza mayor
Tras el fin de las ladras
La montería es un evento cinegético que seduce a cualquier cazador que tenga algo más que horchata en la sangre. El sentido de colectividad alrededor de las migas, la excitación del sorteo y las preguntas sobre el puesto que nos ha tocado, la caravana hacia las posturas, los primeros disparos en las armadas de cierre cuando todavía hay quien está desenfundando su arma y el jolgorio y la algarabía de los perros, unido al romper monte de las reses que huyen son suficientes para engancharnos perdidamente. Ni qué decir tiene que si nos toca además un agarre cerca de nuestra postura el espectáculo es supremo.